10 de julio de 2014

pico de mirlo,
se returece una oruga
en el ocaso

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho este haiku, Elías. Está lleno de contrastes y tiene un colorido precioso.

    El contraste entre la vida y la muerte. Entre el movimiento de la oruga y la serenidad del ocaso. Entre el pico amarillo del mirlo y la negrura del mismo y de la noche que viene...
    También veo una similitud entre el primer y último verso. El primer verso es amarillo y negro, el último también...

    Entre la negrura del mirlo y la que viene tras el ocaso (muerte), esa oruga ser retuerce intentado soltarse, su último movimiento (vida)...

    Gran haiku, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Gorka, mi querido compañero de viaje, me has dejado sin palabras. Te agradezco tu comentario de corazón, seguro que cualquiera que lo lea lo hará también.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar